logo_570

Aprender a tocar el violín, por fín. Ya lo decidió. Solo es cuestión de lanzarse. Y se sorprenderá, con constancia, podrá tocar piezas cada vez más interesantes. He aquí ocho consejos que le permitirán progresar rápidamente.

1 – Tomar clases

Para aprender a tocar el violín rápidamente, lo más sencillo es tomar clases en una escuela de música, con alguna asociación o con clases particulares. De hecho, es indispensable adquirir buenas bases técnicas. Un profesor le enseñará los valiosos conocimientos que siguen:

  • postura correcta
  • buena sujeción del violín y del arco
  • sensibilización a la justeza
  • nociones de solfeo
  • y mucho más…

Todos estos conocimientos le permitirán ganar tiempo y le evitarán desanimarse de forma prematura, especialmente si no es músico.

2 – Equiparse con un instrumento correcto

Para aprender a tocar el violín fácilmente, no debe encontrarse en dificultad por fallas de su instrumento. Considere que va a necesitar un violín correcto, que se pueda ajustar como se debe, cuyo diapasón no se deforme y que le procure un sonido agradable.

Puede evaluar la compra de un instrumento de estudio de calidad correcta como el Legato si no está convencido de persistir o como el Tremolo y en adelante si se lanza en el estudio del violín con seriedad. De esta forma, obtendrá un instrumento de buena calidad con ajustes cuidadosos que le permitirán evolucionar y explorar la expresividad.

Si la adquisición de su violín le parece complicada, puede contactarnos para pedirnos consejo y acceder a financiamentos atractivos, como el alquiler-venta o facilidades de pago ¡ Sin intereses!

Equípase con un instrumento correcto que lo acompañará fielmente sin ponerlo en dificultad.

3 – Trabajar con regularidad

A menudo escuchamos que el violín es un instrumento ingrato. Esta afirmación es falsa. Como la mayoría de los instrumentos de música, el violín requiere esfuerzos, que no lo dude, estarán recompensados. Si trabaja con regularidad y de forma duradera, su progreso será constante e interpretará piezas cada vez más complejas.

De hecho, es preferible trabajar 10 minutos diarios a una hora semanal. Para los más motivados, 30 a 60 minutos diarios le permitirán progresar a pasos de gigante. Se sorprenderá, en cuestión de meses, podrá interpretar piezas cada vez más interesantes.

Planifique sesiones de trabajo cotidianas para progresar más rápido.

4 – Seguir un método

Existen numerosos métodos de violín. Gracias a ellos, es posible progresar según un programa estructurado y progresivo. Por lo general, son agradables de trabajar y la mayoría de ellos proponen discos para tocar con acompañamiento y entender mejor los rítmos más complejos. También puede disponer de una pista con violín y otra con acompañamiento solo, ideal para practicar de forma completa.

Entrénase a tocar con acompañamiento para entender mejor los rítmos.

5 – Tocar despacio

La velocidad viene con el control. Seguramente tendrá ganas de tocar a toda velocidad. Sin embargo, es preferible practicar, lentamente, memorizar correctamente las digitalizaciones y aumentar la velocidad de interpretación de forma progresiva para no memorizar errores.

Evitará memorizar errores y progresará de forma dudadera.

6 – Concentrarse en la mano del arco

Si al principio es cierto que la mano izquierda parece importante por cuestiones de justeza, ne se equivoque : el violín se toca con la mano derecha. Concentrarse en la mano del arco permite mejorar de forma considerable la calidad de sonido del violín. Si es prncipiante, este consejo le podrá parecer difícil de seguir. En efecto, tendrá muchos parámetros que controlar. Sin embargo, trate de asimilar el movimiento de arco. Para empezar, puede practicar con ejercicios sencillos. Por ejemplo, empiece con simples cuerdas al aire : concéntrese para sentir y memorizar la trayectoria adecuada del arco.

Cuidando desde el principio su técnica de arco, evitará rechinidos y graznidos típicos del violinista principiante.

7 – Tocar con otros músicos

Al tocar con otros músicos, compartirá momentos conviviales alrededor de la música. También entendrá mejor las obras interpretadas en su globalidad y mejorará en cuestiones de rítmos. Existen numerosos conjuntos de aficionados en los cuales podrá encontrar un lugar cual sea su nivel.

Comparta momentos conviviales y aprenda a tocar en rítmo.

8 – Ir a conciertos y escucha música

No hay nada mejor que desarrollar su oído musical. Puede recorrer nuestra Revista en línea para descubrir o volver a escuchar las mejores piezas de violín e ir a conciertos. Si los conciertos de artistas célebres le parecen demasiado caros, puede interesarse en programas musicales más accesibles. Por ejemplo, puede asistir a espectáculos de conservatorios que proponen a menudo bellas obras con entradas a bajo precio y hasta gratuitas. Además, podrá escuchar a alumnos en curso de aprendizaje y motivarse imaginando el nivel que puede alcanzar con más práctica.

+1